viernes, abril 20, 2012

La aportación de Jandro a la Tauroguía de Madrid


Conviene llevar el estómago satisfecho cuando se va a los toros, pues como terminan tarde posiblemente después de la corrida no vamos a cenar seriamente y simplemente tomemos unas cañas o vinos en las tabernas que rodean la plaza para comentar de paso las vicisitudes que nos ha deparado la tarde.
Recomiendo dos sitios asturianos si de probar una fabada se trata: Casa Hortensia en la calle Farmacia nº 2 lugar monumental en tamaño, calidad y atención donde las raciones hay que compartirlas, conviene no ir menos de cuatro personas para aprovechar bien los platos, además de la fabada son inmejorables las fabes con almejas y la merluza rebozada. Y Casa Lastra en la calle Olivar, 3 donde comeremos una magnífica fabada en una taberna típica de toda la vida.
Si se prefieren uno buenos callos a la madrileña en la taberna J. Blanco en Tabernillas, 23, muy cerca de la Iglesia de la Virgen de la Paloma así que de paso podemos tomar una gambas a la plancha de aperitivo en el bar La Paloma en la calle de Toledo y completar la visita a la zona con unos caracoles en la plaza de Cascorro o en la misma calle de Toledo junto a la puerta del mismos nombre.
Una última recomendación para los que prefieran unos buenos chipirones en su tinta El Bocho en la calle san Roque 18, junto a la calle del Pez.
Y a disfrutar de la comida porque de los toros ya veremos.
Jandro
viernes, 20 de abril de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada