domingo, enero 12, 2020

Don Antonio Pérez de San Fernando por D. José Porcar

El 23 de septiembre de 2016, a la edad de 99 años fallecía, uno de los ganaderos con mas historia del Campo Charro, D. Antonio Perez-Tabernero Montalvo y con el parte de la tauromaquia moderna, D. Antonio fue la cuarta generación de criadores, desde su bisabuelo D. Casimiro Sancho, pasando por su abuelo, D. Fernando Perez-Tabernero, cuyo santo da nombre a la mítica finca donde se criaron los famosos AP, siendo, predecesor de su padre D. Antonio, el cual para diferenciarse de sus hermanos rebautizo la ganadería como D. Antonio Pérez de San Fernando, tras fallecer D. Antonio Perez-Tabernero Montalvo, aproximadamente al año, la ganadería, desaparecía, ya que por desgracia sus hijos, tras el fallecimiento de su padre decidieron mandar la ganadería al matadero, no lo hicieron antes por respeto a su padre, los motivas fueron varios, pero los principales, como me contó uno de sus hijos, fue la poca formalidad reinante en la estructura actual de la fiesta y lo difícil de la comercialización del ganado, prefiriendo sacrificar la ganadería, antes que cambiar de encaste. Yo he tenido la gran suerte de poder visitar la ganadería en muchas ocasiones y de conversar con D. Antonio y con alguno de sus hijos, por eso, a modo de homenaje a tan genial ganadero y ganadería he creído oportuno el hacer este reportaje, las fotos que conforman el reportaje son una breve ilustración grafica, de mis visitas, que por cierto, nunca pusieron ningún impedimento en que fotografiase la vacada, al contrario era para ellos un placer, acompañándome en un par de ocasiones el propio ganadero, viviendo una experiencia inolvidable . 


D. Antonio Perez-Tabernero Montalvo, fue ganadero desde el día que nació al que falleció. Practico la trashumancia, en innumerables ocasiones, desde una finca en Extremadura llamada El Campillo hasta la charra de San Fernando, tardaban unos seis días, contándome que la clave para el buen manejo del ganado, era tener buenos bueyes, los cuales eran fundamentales a la hora de atravesar los ríos, estos dirigían el ganado por donde lo podían cruzar con facilidad, para que ninguna res fuese arrastrada por la corriente y se ahogase, llego a tener cuadra en la misma ciudad de Salamanca. De muy joven, llego a ser rejoneador, haciéndolo por ultima vez en publico en las Fallas de Valencia, monto a caballo hasta los 96 años y no dejo de hacerlo por no verse con facultades, si no, por que su ultimo caballo, que por cierto en una de las fotos que ilustra el reportaje se leve con el, falleció y claro sus hijos lo medio convencieron para que no montase mas, contándole alguna que otra mentira piadosa, hombre con muchísima afición, el cual, si podía no se perdía ninguna feria importante, en Sevilla era un habitual, pero tras el fallecimiento de sus amigos ganaderos, D. Pepe Murube, D. Luis Algarra y D. Eduardo Miura y no poder disfrutar de su compañía, dejo de asistir. No le gusto presumir de los triunfos, ni se unido ante los fracasos. Siendo un ejemplo para muchos ganaderos y gente del toro. 


El encaste de la ganadería fue considerado como propio, pues antes de mandarla al matadero, estuvieron mas de 100 años con la misma procedencia, esta comenzó en 1911, que es cuando, su padre, adquieren la vacada de origen Murube, al ganadero portugués D. Luis de Gama, cinco años mas tarde adquirieron dos sementales con el hierro de Parlade, en 1919 agregaron un toro y noventa vacas a D. Luis Gamero Civico haciendo la ultima adquisición al año siguiente, en el cual unen a la ganadería cuarenta y cinco vacas a la Sr, Marquesa Viuda de Tamaron, manteniendo los mismos mimbre has ta la desaparición de la ganadería. 


La finca en donde pastó la vacada, esta situada en el termino municipal de Robliza de Cojos, se llama “San Fernando”, santuario taurino del Campo Charro, situada a 31 kilómetros de Salamanca por la carretera de Ciudad Rodrigo, en dirección Portugal, finca, con mas de 600 hectáreas, muy buena y preciosa, posee monte y ribera con mucha agua, con pastos fabulosos, para la alimentación del ganado, con una casa solariega espectacular, en cuya cocina se dice que se coció gran parte de la moderna historia del toreo, muy al estilo castellano, contándome el propio D. Antonio, la curiosidad, de que en la guerra civil fue utilizada como aeródromo, en la parte de la ribera, pensando en construir, el aeropuerto de Salamanca en la finca, no ocurriendo así, construyéndolo definitivamente en Matacán, y que en esta, se nombro a Franco como Generalísimo de los Ejércitos Españoles en septiembre de 1936, tras una junta general, formando parte, la finca, de la historia de España.



Los toreros que han pasado por la finca para tentar, he incluso, pasar alguna tiempo en esta, para prepararse, han sido numeroso, Domingo Ortega, Marcial Lalanda, Manolete, Los Bienvenida, Los Dominguin, a Luis Miguel le gustaba mucho el practicar el acoso y derribo, por lo que se traía sus propios caballo para practicar, pasando largas estancias en la finca, El Cordobés también fue un habitual, sobre el, D. Antonio también me contó, que un año se coloco en Robliza de Cojos, para la recogida de la remolacha, con la condición, de que si había tentadero en San Fernando le dejasen ir, aceptando la condición, por la que El Cordobés, siempre estuvo muy agradecido a ellos y siendo ya figura cuando pasaba por delante de la finca, no dudaba en entran para saludar y pasar un buen rato, he incluso llego a firmar algún contrato con los toros de esta ganadería en la finca, aconsejando al ganadero sobre el precio a alanza de debería de cobrar, haciéndole caso, aparte de los toreros mencionados, también mantuvieron una buena relación, El Viti, Julio Robles, El Capea etc. 


En cuanto a la morfología de los AP, eran toros con el cuarto delantero desarrollado, aleonados como se dice en el argot, de estructura maciza, de encornadura proporcionada, de mazorca gruesa, no siendo muy astifinos, con la frente, testuz y morrillo moderadamente rizados, en cuanto a sus pelajes, los había colorados y castaños ojinegros, pelajes estos que en un principio no les gustaban, pero ha raíz de tentar un toro de este pelaje y ofrecer un magnifico juego por su casta y nobleza, este fue aprobado, por lo que el pelaje prolifero, siendo el mas habitual el negro zaino, junto a los mulatos, bragados y chorreados. Siendo por lo general toros bellos de armónicas defensas y morillos prominentes En cuanto al juego ofrecido en el ruedo, fue cambiando con el paso de los años, como no podía ser de otra forma, por poner un ejemplo en el año 1911 un toro de nombre “Marques” lidiado por el Papa Negro derribo seis veces y mato tres caballos, en aquellos años primaba el caballo por encima de la muleta, esta servia prácticamente para cuadrar el toro y estoquearlo, con el paso de los años los gustos cambiaron y el caballo perdió protagonismos en detrimento de la muleta, por lo que tuvieron de adaptar las embestidas de los toros a la muleta, para que los toreros se pudiesen lucir en las faenas de muleta, evidentemente lo consiguieron, por eso las figuras confiaban en los pupilos de esta ganadería para los grandes evento, Palomo Linares en 1970 eligió esta ganadería para confirmar la alternativa en Madrid, por algo seria.



Esta ganadería en la década de los años 60, 70 y principio de los 80 era una de las que mas lidiaba en España, especialmente en plazas importantes como Las Ventas de Madrid, siendo bocado apetecible de las figuras, pero desafortunadamente, los tiempo cambian para mal en ocasiones y la ganadería fue cayendo en el olvido, adueñándose del mercado las ganaderías con el monoencaste reinante en la actualidad, perdiendo las ferias esa variedad de encastes que tan bonita es, por poner un ejemplo en el año 1983 las ganaderías que mas lidiaron fueron las de D. Antonio Pérez, D. Carlos Núñez, D. Gracia Fernández Palacios, D. Manuel Camacho, D. Joaquín Buendia, D. José Benítez Cubero, D. Atanasio Fernández, D. José Escobar Barrilaro, D. Fernim Bohorquez, etc.. teniendo casi todas diferentes encastes, siendo esto muy bonito, pues hay un dicho que reza, “Que en la variedad esta el gusto”, habiendo de estas, que por las circunstancias nombradas han desaparecido, no siendo la ganadería de D. Antonio ajeno a este mal, teniendo con el paso de los años cada vez mas dificultades para comercializar sus toros, llegando a la drástica decisión, de llevar la vacada al matadero. 


D. Antonio a parte de esta finca, ganadería y hierro, poseía otras fincas y otra ganadería con otro hierro de encaste diferente, la de Pérez- Angoso, los hijos se repartieron las distintas, fincas, ganaderías y hierros, quedando como propietaria del hierro de D. Antonio Pérez de San Fernando, su hija Dña. Delfina, el de Pérez -Angoso, su hijo D. Manuel, que cambio de encaste, esta dará en un futuro para un nuevo reportaje, la finca San Fernando se repartió entre cuatro de sus hijos, quedando como propietario de la casa ganadera, D. Antonio, el cual en la actualidad ejerce como veterinario de la zona de La Fuente de San Esteban aparte de tener ganado cherolés y avileño, el cual da menos quebraderos de cabeza. 

Con este articulo no quiero que nadie, en particular se sienta ofendido por mis palabras por la perdida del encaste de esta ganadería, el cual la Unión de Criadores la considero como propio, produciéndose una perdida irreparable, lo que si que me gustaría, que los mandamases taurinos actuales, toreros y empresarios principalmente, demostrasen su afición y fueran un poco mas consecuentes con la historia de la tauromaquia y que ganaderías, que están al borde de la desaparición se acordasen de ellas para que esto no ocurriese, aunque creo que estoy predicando en el desierto y ya se sabe, sermón en el desierto sermón perdido, lo que si es una realidad, es que en la finca San Fernando santo y seña de los toros bravos de Salamanca, ya no los hay, esperando que algún día aunque sea con otro encaste los haya, por que con el encaste que tuvieron sera imposible.

















lunes, diciembre 16, 2019

Logo del Centenario. Obra de Jerome Pradet




El artista y diseñador gráfico Jerome Pradet ha diseñado, a petición del grupo de aficionados gallistas que desde esta pasada primavera estamos promoviendo la conmemoración del Centenario de la muerte de Joselito, un logo para esta celebración.
Brindamos a todos los aficionados, peñas y asociaciones taurinas, revistas, empresas e instituciones públicas y privadas la libre utilización, no venal, de este logo en todos los actos que realicen y anuncien como señal de adhesión a esta conmemoración. 
(...)
Animamos a todos los aficionados, clubs, asociaciones y peñas taurinas a difundir la figura de Gallito en la sociedad y a hacer uso de este logo. Igualmente a las publicaciones taurinas, desde los blogs personales a las revistas digitales y de kiosco y solicitamos a todas las empresas taurinas e instituciones públicas y privadas que lo incluyan en sus actividades empresariales como señal de adhesión.

Andrés de Miguel en el blog Adiós Madrid - Aquí el post completo-

martes, diciembre 03, 2019

D. Francisco Galache de Hernandinos


 El segundo reportaje, que les presento en este blog, es sobre una ganadería que por méritos propios, se merece que el mundillo taurino le de mas cancha, por varios motivos, enumerare tres, primero por conservar dos encastes, que por desgracia, están en peligro de extinción, que no se comen a nadie, como son el Urcola y el Vega-Villar, en segundo por aguantar unos saneamientos muy lesivos, impuestos por personas ajenas al toro bravo, las cuales, dan el mismo tratamiento, aun limosin de engorde que aun toro bravo y en tercer lugar, pese a haber lidiado, tan solo dos corridas la pasada temporada y no en plazas de relumbrón, los resultados que a obtenido ha sido magníficos y creo que se merece este reportaje, por méritos propios, aunque los taurinos no le den la cancha, desde este humilde blog si lo vamos a hacer, la ganadería sobre la que les estoy hablando es la de D. Francisco Galache de Hernandinos. En la actualidad el ganadero es D. Francisco Galache Calderón, quien la heredo de su tío D. Francisco Galache Cobaleda, mas conocido como el Sr. de Hernandinos, tras su fallecimiento en el 2000, a los 89 años, muriendo a pie de campo, la ganadería se dividió en cuatro lotes, ya que D. Francisco tenia cuatro sobrinos y no tenia hijos, quedándose con uno de los lotes, el hierro y la finca en donde pasta la ganadería el actual ganadero, los otros lotes restantes debido a los caprichos del destino terminaron en manos de otros ganaderos, por lo que el único Galache que en la actualidad sigue con ganado bravo heredado de sus mayores es el ganadero de este reportaje.

 Remontándonos al pasado, la ganadería, fue creada por D. José María Galache, abuelo del actual ganadero, el cual en 1930 compra la ganadería de Curro Molina, el cual se la compro a Félix Urcola, en el año 1953 la ganadería es dividida en tres lotes uno para cada uno de sus hijos, Dña. Eusebia, D. Salustiano y D. Francisco, padre y tío del actual ganadero, los cuales antes de recibir el ato de ganado procedente de Urcola, en el año 1939 compraran la ganadería de D. José Encinas, la cual tenia procedencia Vega- Villar, repartiéndose la, por eso la ganadería tiene dos procedencias, Urcola por un lado y Vega-Villar por otro, llevándose de toda la vida por separado. La finca en donde pasta la ganadería es “Hernadinos”, la cual esta situada en el termino municipal de Villavieja de Yeltes (Salamanca) la finca es una dehesa típica charra, ondulada, con buenos pastos, predominando el roble sobre la encina y como curiosidades, hay que decir, que la finca es muy extensa, habiendo varias ganaderías dentro de ella, pero en los terreros que son y fueron de la familia Galache nunca se criaron animales vacunos que no fueran bravos, otra de las curiosidades de la finca es que el gran Manolete la utilizo en el invierno como cuartel general, pues pasaba largas estancia, preparándose para las nuevas temporadas. 

Como ya he comentado la procedencia de la ganadería es por un lado Urcola y por otro Vega-Villar, llevados totalmente por separado, en un principio el numero de vacas de los dos encastes era, aproximadamente el mismo, intentando que en cada corrida fueran tres toros de cada procedencia, pero el actual ganadero, debido a diversas circunstancias, una de ellas que les gusta mas, ha ido potenciando y aumentando las vacas Vega-Villar reduciendo las Urcola, habiendo en la actualidad unas 150 Vega-Villar y unas 70 Urcola de esta procedencia son muy pocos los machos que llegan a cuatreños, pues son lidiados en su mayoría en festejos menores, por lo que en la temporada pasada, las dos corridas que lidiaron fueron de procedencia Vega-Villar. Las corridas fueron lidiadas una el 8 de septiembre el la bonita plaza de toros de Béjar (Salamanca), conocida popularmente como “La Anciana” ya que fue construida hace mas de 300 años siendo una de las mas viejas de España, la corrida fue estoqueada por Uceda Leal, El Capea y Damián Castaño, saliendo los dos últimos ha hombros, la otra corrida se lidio en la población zaragozana de Calanda el 12 de Octubre , formando el cartel los espadas, Daniel Luque, Román Pérez y volviendo a repetir Damián Castaño, esta corrida tuve la suerte de asistir, por lo que no tuve que recurrir a nada y a nadie para saber como salio, la corrida fue muy buena, con una presentación excelente, que es lo mínimo que se le tiene que exigir al ganadero, y en cuanto a su juego, tan solo tuvo un lunar negro del primero de la tarde, el cual siendo un buen toro tubo falta de fuerzas, pero afortunadamente los otros restantes fueron buenos, con dos de ellos extraordinarios, en especial el quinto herrado con el numero 17 y de nombre Dormilón, el cual fue de vuelta al ruedo, y el sexto herrado con el numero 10 y de nombre Gadeo, Román y Damián salieron ha hombros y Daniel no lo hizo a pesar de cortar dos orejas, una en cada toro, afortunadamente y bajo mi punto de vista la noticia no estuvo en la cantidad de orejas que cortaron los toreros, ya que al fin y al cabo son despojos como dijo el gran Curro Romero, sino el juego que ofrecieron los galaches, pues tuvieron bravura, nobleza y emoción de principio a fin, los toreros en ocasiones alguno de ellos en especial el menos placeado no llego ha estar a la altura, también es verdad que a la tarde se unió un viento molesto y eso es desconcertante a la hora de manejar los trastos. 

Esperamos que la ganadería siga por el camino marcado, por sus dos ultimas corridas y que algún que otro empresario apueste por esta ganadería y lo cierto es que el comienzo de la próxima temporada, se presenta bonito y esperanzador, ya que empezaran lidiando un festival el 25 de febrero en el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo de 2020, para los espadas Morante de la Puebla, El Juli, El Capea y el triunfador del bolsin Mirobrigense, esperemos que los pupilos de Galache, ofrezcan el juego deseado, así vallan recuperando el sitio que tuvieron años atrás y de esta forma el ganadero pueda continuar, aunque la figuras no se apunten, con menos apuros, con una ganadería que fue santo y seña del Campo Charro.