martes, septiembre 15, 2020

Barcial por D. José Porcar



            Como sabrán muchos de ustedes siento debilidad por el encaste vega-villar, por eso cuando a mediados del mes de julio tuve la oportunidad de hacer un pequeño viaje por tierras charras no dude un instante en volver a visitar la ganadería de Barcial, por eso se la acerco nuevamente, para la ocasión fui atendido por el propio ganadero Jesús Cobaleda y el nuevo mayoral Beli Baz, que lo es, tras la jubilación de Ignacio Rodríguez, que por cierto, este, aún sigue viviendo en una de las fincas de la ganadería, en concreto, La Matilla. este hecho se ha producido por la gran afinidad existente entre el exmayoral y la casa ganadera, por lo que podrá disfrutar de la finca y la ganadería todo el tiempo que lo desee, eso sí, sin ninguna responsabilidad.

 



        Como he dicho al principio siento debilidad por este encaste y mucha afinidad por esta ganadería, las razones son varias; a parte de su belleza en el campo, las fotografías hablan por sí solas, otra de las razones, fue el poder presenciar en directo una de las corridas más bravas, que he podido disfrutar en mi vida, y eso no se olvida, a pesar de que el tiempo vaya pasando, esta se lidio nada más ni nada menos que en Madrid el 28 de julio de 2002, los espadas fueron; Frascuelo, Fernando Cámara y El Renco, los empresarios por aquellos años eran Los Hermanos Lozano, los cuales tras terminar la corrida, fueron en busca del ganadero, primero lo felicitaron y seguidamente, como premio, le apalabraron otra corrida para la temporada siguiente, la cual se lidio en la feria de San Isidro, ósea, tras el triunfo, la ganadería se ganó su repetición, hecho este que en la actualidad ocurre muy pocas veces, ya que como muchos de ustedes sabrán el pescado esta todo vendido.

 



            En la actualidad la ganadería está compuesta por 150 vacas de vientre y 4 sementales, de los cuales el que más contrastado esta y más alegrías recientes les ha dado es el numero 71 cuyo nombre es “Cornicorto”, el cual pertenece a una de las familias más importantes, por no decir la que más; la elección de los sementales, se realiza de dos formas, principalmente por reata y hechuras y la otra por la tienta propiamente dicha, en donde el comportamiento en el caballo es fundamental, ya que la bravura de los animales, es en el peto en donde se mide, digan lo que digan; de hecho no hay ningún res, sea macho o hembra que en esta casa no se deje como reproductor, si al jaco no va con entrega y de menos al más tres o cuatro veces, como mínimo. 

 



                Evidentemente uno de los hechos o fatalidades que está marcando la temporada, es la maldita pandemia que estamos padeciendo, en nuestra visita Jesús, estaba esperanzado en poder lidiar algún festejo, ya que tenía alguno a final de temporada, por lo que dejaba alguna puerta abierta a la esperanza, pero…. Por desgracia se los han ido suspendiendo paulatinamente; a principios de año pudieron ir colocando los distintos animales que tenían preparados, pintando una temporada muy bonita y esperanzadora, pues los resultados obtenidos en la pasada temporada así lo marcaba, teniendo vendidos novillos y toros para, Ceret, Parentis, Calasparra, Riaza, Miranda del Castañar, Cenicientos, Vitigudino, Villoria, etc., casi todos los festejos eran novilladas, teniendo solo tres cuatreños uno de los cuales se hubiese lidiado en la corrida concurso de Cenicientos, por desgracia todo se ha ido desmoronando; teniendo que tomar alguna que otra medida drástica para poder optimizar los recursos, enviando al matadero de momento todos los animales feos y defectuosos, quedándose con los mejores, por lo que para el año que viene pueden tener una corrida con gran trapío. 

 



                Cuando Jesús habla de su ganadería, lo hace con una afición y una pasión difícil de explicar con palabras, sintiéndose con la obligación de seguir con el trabajo que realizaron sus antepasados, ya que la ganadería está en la misma familia desde 1924 y evidentemente no le gustaría ser el que pasase a la historia por dar el cerrojazo a tan bonita historia, realizando un trabajo incansable y duro, en las labores sanitarias, genéticas, y selectivas, ya que por desgracia estuvieron cinco años sin tener la carta verde, por la que el trabajo fue duro y delicado, estando a punto de perder familias enteras en los saneamientos y claro eso hubiese sido una pérdida genética irreparable, aparte está luchando por recuperan el sitio que se merece la ganadería, aunque en muchas ocasiones este luchando a contracorriente, porque hay que recordar que esta ganadería, en su momento era elegida por los empresarios que confeccionaban los distintos carteles de las ferias, de nuestra querida piel de toro. 

 



                El encaste que tiene esta ganadería, es de los denominados minoritarios, ya que por desgracia son muy pocas las ganaderías que lo tienen, así y todo han sido varios los ganaderos que se han decidido a adquirir ejemplares de esta ganadería para hacer la suyas o tener otro encaste distinto al que tenían, ganaderos como Chafik, Victorino o José Cruz lo hicieron hace años, y más recientemente lo han hecho Francisco Blázquez y los Hermanos Guerrero. 

 



                Han sido muchas las visitas que he podido realizar a la ganadería y afortunadamente, hasta la fecha no he tenido ningún susto relevante en mis visitas, aunque no hay que fiarse ni bajar la guardia, ya que cuando se calientan o tienen el día torcido son impredecibles, sino que se lo digan a la Comisión Taurina de Laguna de Duero, los cuales no hace muchos visitaron la ganadería, hay que decir que en esta ganadería se puede realizar el llamado turismo rural, pues bien, varios de los miembros de esta Comisión tuvieron que “tomar el olivo”, pues un ejemplar se arrancó, teniendo que subirse rápidamente a una encina, afortunadamente todo quedo en una anécdota, hablando de estas, el ganadero, finalizando la visita, me conto un hecho curiosísimo; en el año 1972 lidiaron una corrida en Bilbao, trasportando siete toros, ósea uno iba como sobrero, este afortunadamente no tuvo que lidiarse, pues con los titulares hubo suficiente, el nombre del toro que dejaron como sobrero era “Bolinchon”, este toro por caprichos del destino tuvo que pasar un año entero en los corrales, convirtiéndose en la mascota del mayoral de la plaza, pues se dejaba tocar y rascar, finalmente tuvo que lidiarse, evidentemente las dudas antes de su lidia eran muchas, pero afortunadamente tras saltar al ruedo, este dio un gran juego y fue ovacionado en el arrastre. 







 

domingo, julio 05, 2020

D. Sergio Centelles Badal por J. Porcar

Debido a la maldita pandemia que está azotando el mundo, para el bien de todos, nos fue prohibida nuestra libre circulación, por lo que hemos estado confinados en nuestros domicilios, al ir pasando el tiempo, he ir mejorando, hemos pasado las distintas fases que nos han permitido movernos , por lo que cuando hemos podido viajar libremente por la provincia, he sentido la necesidad, después de muchos días confinado, “de campear”, por eso me puse en contacto con el ganadero, que con este reportaje les presento, Sergio Centelles Badal, el cual, muy amablemente no puso impedimento, a la petición de hacerle un reportaje para enseñarles a todos ustedes la ganadería y de paso, saber de las inquietudes de un ganadero, en unos tiempos tan duros y difíciles.


Para poder realizar el reportaje nos desplazamos a las dos fincas, en que se divide la ganadería, en la actualidad los machos están en la finca de Cati cuyo nombre es “El Corral del Esquerrer” y la otra en donde pastan las vacas y sementales en Ares del Maestre y el nombre es “La Massa” las dos en la provincia de Castellón. Los antecedentes taurinos de Sergio se remontan al 1960, que es cuando su abuelo materno Francisco Badal, empieza a comprar animales bravos, principalmente en la zona de Andalucía y una vez comprados los traía a la finca de Ares del Maestre, a principios de temporada, para ir vendiéndolos a los distintos pueblos, para la celebración de sus distintas fiestas, de esta forma cuando se terminaba la temporada allá por el mes de octubre no quedaba un solo animal bravo en “La Massa”, pasando unos inviernos desahogados, en un principio su abuelo tuvo un socio, pero a los pocos años de aquella sociedad, esta se deshizo, quedándose en solitario, continuando con la reventa de ganado bravo, con el paso de los años, su abuelo fue haciendo un buen mercado, y con el tiempo, el relevo generacional fue llegando, cogiendo el testigo los padres de nuestro anfitrión, decidieron dar un cambio ganadero, tras coger ellos la batuta ganadera, para eso el mismo año que nació Sergio, en 1988, compraron un hierro de la Asociación a los “Hermanos Ramos Alonso”, poniéndolo a nombre de nuestro protagonista, comprado el hierro, adquirieron un lote de vacas y un semental a la ganadería de Marcos Núñez, comenzando así una nueva etapa, pasando de no tener animales en el invierno a tener que atender el ganado todo el año, tras la primera compra, al poco tiempo añadieron a la vacada un lote de vacas de Baltasar Iban, estando con esta procedencia hasta el 2008, año en el que adquieren vacas a las ganaderías de Jiménez Pascuau, Los Rónceles, y al maestro Joselito de sus dos ganadería El Tajo y La Reina, por lo que en la actualidad la vacada está compuesta de un 70% de sangre Domecq y un 30% Núñez, con esta última adquisición y con la fortuna de haber podido seleccionar nuevos sementales y vacas, que han ligado, la vacada goza de más trasmisión, entregándose desde el principio de la lidia, pues es sabido que el encaste Núñez es frio en sus salidas. 


Como habrán podido leer, son dos las fincas en la que pasta el ganado, la de “La Massa” es la primera finca en que empezaron, esta finca es muy bonita y con unos buenos pastos, teniendo el inconveniente de la climatología, los inviernos son muy duros y es raro el año que no nieva un par de veces en abundancia, debido a su altitud, complicando mucho el poder atender el ganado en los meses de invierno, por lo que hace unos años decidieron comprar una finca, la cual esta, no muy lejos de la otra y posee un clima más benévolo, al no tener tanta altitud, esta es la de “El Corral del Esquerrer”, esta finca es muy funcional y en esta pasa el ganado todo el invierno, aparte de tener todos los machos todo el año en ella, teniendo muy fácil acceso. La vacada está compuesta por 70 vacas y 2 sementales con sus descendientes, aparte de toros traídos desde diferentes ganaderías, contando con ejemplares de las ganaderías de Torrealta, Yerbabuena, El Torero, Gerardo Ortega, Isaías y Tulio Vázquez y Guadaira, para reforzar y abastecer el mercado que tienen, en total serán unos 300 animales los que en la actualidad se reparten entre las dos fincas. Sergio es un ganadero, con la cabeza muy bien amoblada y cuando eligió el dejar los estudios y dedicarse en cuerpo y alma a ser ganadero, lo primero que tuvo claro es que la ganadería debería de ser rentable, para poder subsistir, por lo que tras a ver lidiado alguna novillada sin caballos y comprobar de primera mano el bajo precio con el que pagan las novilladas y ver que este mercado está muy monopolizado, decidió que hasta que no pudiese vender los novillos al precio que él considera oportuno, para que la ganadería sea rentable, sus animales los venderá en los denominados festejos populares, mercado en el cual se maneja como pez en el agua, independientemente, de no renuncia, a vender una novillada, siempre y cuando el precio de las reses sea digno, las diferentes tientas que lleva a cabo para ir seleccionando las hembras y machos, que se quedan como reproductores, son realizadas en la placita de tientas que tienen en “La Massa”, en estas tientas aprueba las reses, que la mayoría de los ganaderos buscan, animales que sean bravos, que tengan trasmisión, que humillen, que tengan nobleza sin ser tontos, siendo muy exigente en el caballos en donde tiene que ir 4 o 5 veces por derecho sin rehuir el castigo y siempre yendo a más, la verdad es que lo está consiguiendo ya que la vacada está en un momento fenomenal. 



En nuestra visita, también hablamos sobre la repercusión que está teniendo la pandemia sobre la Tauromaquia, siendo muy pesimista ya que aparte de la maldita pandemia se une una crisis económica. Él, lo primero que se planteo fue la reorganización de la vacada, llevando una serie de toros al matadero que consideraba que no los podría defender económicamente en un futuro, quedándose solo con cuatreños y con toros “limpios”, aparte envió unas pocas vacas al matadero y alguna la vendió para vida, de esta manera reducir costes y así intentar poder aguantar el tirón. Otro de los hechos que se quejó muy amargamente, fue la nula ayuda que les está prestando la administración, aparte de no concederles ninguna subvención o ayuda económica, el sector taurino, no está siendo tratado de igual forma que otros sectores a los cuales sí que les están dejando trabajar, con unas normas no tan duras como las que les están imponiendo, siendo casi imposible el poder realizar algún festejo, sintiéndose maltratados económica y psicológicamente.



Aparte de todo esto también está percibiendo, que algunos aficionados se están acomodando, es decir que no le dan la importancia a lo que realmente está ocurriendo, pues está en peligro el mundo de la Tauromaquia, con todo lo que ello conlleva, pues aparte de lo que es una forma económica de vida, esta forma parte de nuestras raíces he historia y no se debería de perder nunca. Rematando lo que fue la visita quise darle ánimos, esperando que esta maldita pandemia pase lo más rápido posible para que volvámonos a la normalidad y que si este reportaje le puede abrir los ojos a alguien me sentiré satisfecho, y como despedida queriendo añadir unas palabras que Sergio dijo, que resumen todo lo dicho con anterioridad, por eso lo escribiré como salieron de su boca “Me gustaría que a mis hijos no les impusiesen el no ser ganaderos y que ellos decidiesen el ser ganaderos o no libremente”.

















lunes, junio 01, 2020

CAZARRATA (Rafael Mateos)


La mayor desdicha y logro de Cazarrata es haber llegado a la tauromaquia completamente a destiempo; su aparición resulta, mitad y mitad, un brote tardío y una temprana resurrección. Pero es, desde luego, un milagro, en bruto si se quiere, pero valioso, que muchos no han comprendido todavía. El caso de Cazarrata es milagroso porque, sin embestidas, y desde la mansedumbre, en medio de su brutalidad, baja hasta él la voz grande, la voz rancia de la casta, una voz que había quedado cortada, interrumpida por la tisis del presente. La faena de Sánchez Vara a Cazarrata está llena de desaliño, de insensatez, de bajonazos, es decir, de mala “factura”, pero nos hace sentir que estamos de nuevo en el toreo, que de nuevo se torea, que hemos vuelto a la plaza, al redil español. Sánchez Vara delante de los cuernos de Cazarrata, nos hace espectadores de su valentía, de su arrojo, de su locura; todo ese espectáculo desgarbado, de pueblo, de mezcla de generosidad y miseria, disgusta a muchos, pero claro, son siempre esos muchos que no comprenden, no a Cazarrata -ya que eso quizá no tendría gravedad-, sino que no comprenden nada de la vida, de lo vivo, de lo real vivo, y que son como una clase extraordinaria de mentirosos, de envidiosos profundos, no envidiosos de otras personas, sino de la vida real misma, y por eso intentan retocar la realidad, encontrarle defectos, pero la realidad viva no tiene defectos, no puede tener defectos porque ella no es obra, no es una obra… Cazarrata desagrada, no solo a una gran parte del público, sino a entendidos, porque provoca un espectáculo burdo, desarrapado, torpe, sin comprender que todo eso es Cazarrata, su ser mismo, su naturaleza misma y no su calidad. Su calidad, que si puede ser juzgada, es milagrosa porque se levanta airosamente de un centro que parecía inservible, de desperdicios y de basura, de banderillas negras y capotes rotos.

domingo, mayo 10, 2020

D. Julio de la Puerta y Castro por J. Porcar


Que el timón de esta familia sea siempre La Paz y La Unidad” 
“Que ella nos guie siempre a buen puerto” 
 “Que de siempre bravura y nobleza a esos toros que bendecirá al salir y bendiga también a los que con su esfuerzo hacen posible todo esto”. 



Esta bonita plegaria dedicada a Nuestra Señora de la Esperanza Macarena, la cual se encuentra en un azulejo a la entrada de la plaza de tientas de la finca “La Valdivia”, en donde la familia De La Puerta García-Corona tiene su ganadería, la de Don Julio A. De La Puerta y Castro, puede resumir y hacernos comprender muchísimas cosas de las que les voy a contar en este reportaje, que dicho sea de paso y por anticipado quiero agradecer el trato que me dispensa, cada vez que piso “La Valdivia”. 



 Para realizar este reportaje fui atendido por dos de los diez hermanos, que conforma esta gran familia ganadera, estos fueron Julio y Pablo, los cuales dedican el 100% de su tiempo a ella, contando con la inestimable ayuda de sus hermanos, hijos y sobrinos, para que se hagan una idea en esta ganadería hay unos 40 caballos domados que aparte de ser utilizados para las distintas labores de la ganadería son utilizados por la familia para las distintas modalidades hípicas, como acoso y derribo, doma clásica y vaquera, raid, saltos hípicos etc., ganado con estos gran número de galardones, como campeonatos de acoso y derribo o campeonatos de doma clásica y vaquera. 



Tras esta breve introducir, nos centraremos en la ganadería brava, esta fue creada por el patriarca de la familia, D. Julio A. de la Puerta y Castro, que a pesar de que desafortunadamente D. Julio falleció en el 2002 la ganadería, a modo de homenaje a su persona, sigue llevando su nombre. Este empezó en 1940, cuando adquirió 40 vacas y 2 sementales de origen Vazqueño, a Curro Chica el cual formo su ganadería al adquirir hierro y ganadería, a el Duque de Braganza, en la actualidad este hierro es el de Dª María del Carmen Camacho, decidiendo aumentar la ganadería en 1972, con la adquisición de la ganadería de Don Javier Solís, el cual formo la ganadería al adquirir la mitad de la ganadería de Don Bernabé Cobaleda, pura Conde de la Corte, ósea Parlade, por lo que paso a tener dos encastes con un mismo hierro, en la actualidad siguen con los mismos encastes, llevándolos por separados, al igual que hizo el patriarca, eso sí, con el paso de los años el encaste procedente de la compra realizada a Don Javier Solís, lo han ido refrescando, con sementales y alguna vaca, de distintas ganaderías, con el mismo encaste, como la de Don Juan Pedro Domecq, Marqués de Domecq o más recientemente Fuente Ymbro. 



Por desgracia los tiempos que nos está tocando vivir, no son los más apropiados para mantener una ganadería con dos encastes, pareciendo un “lujo” el tenerlos, al respecto los ganaderos lo tienen clarísimo, ya que mientras puedan, por tradición y cariño los seguirán teniendo, no tiene el mismo número de vacas de cada encaste, ya que del encaste Vazqueño tiene unas 40 y de el de Parlade tienen 200, evidentemente, aparte del cariño y la tradición de tener los dos encastes, hay un factor positivo, que les ayuda a continuar con los dos y este es, que a la hora de enlotar las distintas corridas y que el encaste Vazqueño es chivato, casi todas las reses de este encaste son de pelaje jaboneras en sus diferentes modalidades, los toreros no poner ningún inconveniente en lidiarlos, a pesar que los comportamientos son un poco diferentes, el Parlade tiene más duración, por contrapartida el Vazqueño tiene más carácter en la embestida, teniendo como semejanza, que tras muchos años de dura selección los dos encastes demuestran su bravura hasta los últimos instantes de su lidia. 



Afortunadamente el momento ganadero por el que están atravesando es muy bueno, por poner un ejemplo en los últimos cuatro años han cosechado cinco indultos, el ultimo sucedió el pasado mes de julio y el toro se llama “Malcocinado” herrado con el numero 25, el cual aparece en una de las instantáneas que ilustran este reportaje, aparte de numerosas vueltas al ruedo y diferentes premios, no teniendo problemas en vender las distintas corridas, señal inequívoca de que la ganadería está en buen momento, a pesar de la crisis del sector. Una de las corridas que más alegrías les dio, no solo por el triunfo obtenido por los espadas, los tres toreros salieron a hombros (Encabo, Fandi y Castella) sino por el lugar en donde se lidio, fue la lidiada la temporada pasada en Melilla. 



Al hablar de toros indultados, en ocasiones los aficionados más exigentes se quejan o denuncian que hay toros indultados, que no se lo merecían, cuestionándolos, al respecto los ganaderos apuntaron, que ellos no son quien para hablar de los diferentes indultos de cada ganadería, pero, que los indultos que ellos han tenido, aparte del éxito propiamente dicho, obtenido en la plaza, hasta la fecha, todos los toros indultados les han ligado estupendamente, especialmente el toro “Anegado” marcado con el número 150, este fue indultado en la plaza de Baeza en el 2008 y ha sido a su vez padre de tres toros indultados cuyos nombres son “Pepe Luis”, “Petrolero” y el ultimo el mencionado anteriormente “Malcocinado”, aparte de estos tres toros cumbre, han habido otros que también han recibido premios y galardones, desgraciadamente el toro falleció el mes de octubre del año pasado, dejando un legado genético en la ganadería magnifico. 



El día que murió “Anegado” Julio no se encontraba en la finca, pues se encontraba camino de Salamanca, y en una de las paradas de descanso, se enteró del fatal desenlace, no pudiendo contener las lágrimas. El motivo por el que Julio no se encontraba en la finca, el día que falleció “Anegado” fue porque la maldita burocracia que en ocasiones padece y sufren las ganadería, le obligo a viajar a Salamanca para extraer unas pajuelas de los testículos de un toro de nombre “Mantecoso” herrado con el número 40, de pelaje jabonero claro, de origen Vazqueño, el cual también aparece en una instantánea, que ilustra el reportaje, captada el año pasado y que he creído oportuno el ponerla, este toro, por reata y hechuras, el burel era precioso, fue utilizado durante un tiempo como semental, con intención de lidiarlo, hay muchas ganaderías, que utilizan este sistema, por diversos motivos el toro fue vendido para correrse por las calles en un pueblo de Castellón, en concreto Almazora, tras ser vendido, unos meses antes de su lidia, ellos tentaron alguna vaca hija de “Mantecoso” siendo muy buenas y aprobadas, por lo que intentaron por todos los medios habidos y por haber, que tras su lidia, que este, pudiese retornar a la finca y recuperarlo como semental, todos los esfuerzos fueron en vano, por lo que solo les quedo la opción de enviar un veterinario a la población castellonense a extraer los testículos del animal, para intentar sacarles las máximas pajuelas posibles en un laboratorio de Salamanca y de esta forma poder inseminar alguna vaca artificialmente, consiguiendo el objetivo, pues sacaron más de 140 pajuelas, a título anecdótico la peña que adquirió este ejemplar, en los carteles le cambio el nombre, rebautizándolo como “Copito de Nieve”, debido, evidentemente a su bonito pelaje. 



Tras contarnos este “lance” ganadero, el cual les ocasiono gran cantidad de quebraderos de cabeza y que se las tuvieron que ingeniar como pudieron para “recuperar” una pieza clave para el buen funcionamiento de la ganadería, nos despedimos de unos ganaderos que lo son por tradición, afición y amor al toro bravo, esperando que esta maldita pandemia, que estamos padeciendo pase lo más rápido posible y que podamos disfrutar lo antes posible de la lidia de los pupilos de esta ganadería.