martes, mayo 27, 2014

Habla el maletilla Conrado


Desde siempre, y más todavía desde que por su cabello blanco parece un druida celta, a Conrado le ha gustado filosofar. “La Fiesta Nacional es de valor..., y ahora mismo las figuras aburren mucho a la gente. Si no sale el toro ideal, además de chico, se ponen tristes. Y esto sólo funciona si hay emoción ante el peligro. Si no hay peligro, el toreo es aburridísimo. Igual que una chica muy guapa: si no te contesta cuando se lo dices, pierde atractivo”.


[…] He ido por el mundo, me he buscado la vida y, con mis 87 años, sigo siendo un niño. En parte por esa vida que he llevado”. La de maletilla, sin embargo, siempre fue una dura escuela de aprendizaje. “Esa dureza, esa manera de vivir, el 90% de la sociedad no la conoce, por muy dura que sea la suya. El que va por el mundo durmiendo en jardines, pajares o sitios parecidos, y cuando mira sus bolsillos parece que están rotos, debe tener algo innato. Ser torero no se elige. Se tiene que nacer con algo. La verdadera vocación de un chaval que quiere ser torero no es fácil; lo normal son las comodidades, por eso, esto de las capeas se ha ido perdiendo debido a las escuelas, los Bolsines... Pero creo que todo admite una dureza, una lucha, una constancia… que no se está viviendo ahora”.



3 comentarios:

  1. un fenomeno este hombre

    ResponderEliminar
  2. Conrado siempre será nuestro maletilla y muy querido por mayores y niños

    ResponderEliminar