jueves, julio 10, 2014

Sobre la vuelta al ruedo al toro de Victoriano del Rio en Pamplona

El quinto toro, limitado por su carencia de fuerzas y encastadito, con calidad y repetidor en la muleta, no mereció la vuelta al ruedo. ¿Por qué? Porque no fue picado, porque vista su carencia de energías, el matador lo dejó crudo de cara a que aguantase en el último tercio. Resulta obligado recordar que es precisamente en la suerte de varas donde se mide la bravura del toro.


Foto: javier Arroyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada