jueves, julio 03, 2014

La consagración de "Gallito"

"Papam habemus!, ha dicho, por fin, anteayer, el administrador de la Iglesia taurina, el primero de los cronistas de la fiesta de los toros.
Don Modesto ha esperado la solemne consagración definitiva de José I el Sabio para proclamarle Pontífice máximo de la torería. Nosotros hace tiempo que le habíamos arrebatado al Papa anterior la tiara, la corona, el cetro y todos los chirimbolos del pontificado de Taurus para entregárselos al niño prodigio (...)
Lo ocurrido en la Plaza de Toros de Madrid el 3 de julio del presente "año de gracia" ha sido nada más que la inevitable y esperada ceremonia de consagración de José I el Magnífico.
¡Y que clase de ceremonia nos sirvió el Pontífice, Dios eterno!
Los siete colmenareños que se lidiaron fueron picados, banderilleados y muertos a estoque en otros tantos cuartos de hora. Gallito dirigió el cotarro admirablemente, poniendo cátedra de la asignatura.
(...)
Resumen:
Joselito dirigió el viernes como un Mazzantini.
Joselito recortó una de las veces, produciendo el pavor de un Reverte.
Joselito fué breve como un Frascuelo.
Joselito fué adornado y elegante como un Gallo. Y largo y poderoso como un Rafael Guerra.
Y el que tales cosas reúne es el mayor prodigio que ha existido en el toreo.

Pepa Laña ( The Kon Leche, Num. 118, del 6 de julio de 1914 )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada