lunes, julio 28, 2014

Rafaelillo ante un excelente toro de Cuadri


La muerte de ese cuarto fue singular. No espectacular, pero sí de una resistencia fuera de lo común. Tragando sangre pero sin perder la atención de nada, pendiente de Rafaelillo, que quiso esperar sentado en el estribo para verlo doblar, y no consintió el toro.Cuando rodó, derrumbado como épico coloso, se sintió temblar la tierra y la gente prorrumpió en una ovación atronadora. Le dieron la vuelta al ruedo al toro-se llamaba Trastero- y las orejas a Rafaelillo, que se batió el cobre de verdad, se asentó desde el principio, cuando más turbulentas y seguidas fueron las embestidas y supo esgrimir sus armas de torero muy toreado cuando llegó el momento de vérselas tanto con el toro como con la gente.De la fijeza del toro, y de la listeza de Rafaelillo, dará idea el hecho de que la faena se jugara en un mínimo espacio de ruedo. Detalle nada común en un toro de Cuadri, que suele exigir faenas cortas y cambios de terreno para no aquerenciarse, enviciarse ni orientarse. Con su fuerza trepidan fue toro muy noble. Las tandas de Rafaelillo -muletazo más corto y ancho que largo y bajo, más de apagar el incendio que de prender la llama- tuvieron por mérito mayor la firmeza y la ligazón. Con los deberes hechos por las dos manos, Rafaelillo se adornó con dos cambiados y dos o tres desplantes del repertorio popular.
Antes de eso, había hecho intención de rematar alguna tanda mirando al tendido. Tampoco en ese punto quiso trato el toro. Cosa seria la bravura. La estocada fue de gran entrega y no tanta muerte.
Barquerito ( aquí la crónica : http://www.hoy.es/culturas/toros/201407/28/excelente-toro-cuadri-20140728003410-v.html )

“Había que tragarle mucho y yo he hecho todo a favor del toro. He apostado por él, la cuadrilla ha estado extraordinaria y la faena ha resultado rotunda, de mucha entrega y por abajo. Era un toro de cara o cruz, de los de cortarle las orejas o mandarte para tu casa. Creo que va a marcar mi carrera”.

Rafaelillo en Aplausos

Foto:Aplausos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada