lunes, junio 23, 2014

Sobre la tarde de José Tomás en León

los toros, en esta ocasión de El Pilar y Domingo Hernández, muy justos de presencia, sin cara —es decir, con pitones escasos y algunos sospechosos desde la grada, que no está nada baja—, ayunos de fuerza, sin casta ni codicia, pero nobles, buenísimos, con caritas de perritos falderos, de penosa flojedad y docilidad ovejera.

Antonio Lorca

Foto: J. Casares para EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada