viernes, junio 13, 2014

"Escribir y Torear" , el lema que Alfonso Navalón portaba en sus zahones (Tierras Taurinas)


 “Escribir y torear”, era el lema que Navalón portaba en su zahones, igual que un caballero en su blasón. Si bien fue leal a esta causa toda su vida, unió ambos elementos mejor que nunca en dos estaciones: un invierno en Salamanca y una primavera en Andalucía, cuando hace ya treinta años culminó su obra superior, aquel viajehacia los toros del invierno y del sol, alternando tientas yconfidencias, y evitando cuidadosamente las ganaderías del encasteDomecq. Él mismo tentaba las becerras para conocer mejor su bravura. Una costumbre que no podía realizar siempre, ya que la reputación sulfurosa del crítico precedía a la del escritor. “Debo a Eduardo Miura haber podido entrar en todas partes -reconoció un día-. En la Andalucía de aquel momento, cuando se presentaba una situación infrecuente, los demás ganaderos le pedían consejo a él... No le hagáis sospechar -dijo a muchos de ellos-: recibidle, enseñadle todo, es una buena persona...”. Así se hizo y Navalón tentó en todas partes, rebuscó en libros y cercados... ¡Salvo en casa de Miura, pues su amigo don Eduardo prefirió recibirlo regiamente en un gran hotel sevillano que en Zahariche!

Tierras Taurinas . Opus 26 "Viaje a Moróbrija" 


3 comentarios:

  1. Gracias por la entrada!
    alguien sabe si es posible conseguir este libro en alguna tienda...aunque sea de segunda mano?
    Miguel

    ResponderEliminar
  2. Yo que no lo he leído y estoy deseando, lo he buscado por todos lados y el más barato de segunda mano estaba hace unos meses a 85 euros (tapa blanda de libro de bolsillo), en fin, estoy buscando a alguien que me lo preste pa fotocopiarlo.
    saludos
    Jacopo

    ResponderEliminar
  3. Antonio Mechó17/6/14 11:30 a. m.

    Es una lectura imprescindible, no solo porque mantiene el tono crítico y socarrón del gran Navalón, sino porque es una auténtica poética del campo bravo; tiene pasajes de auténtica emoción... aunque, lamentablemente, a veces se trata de una emoción sobre lo perdido y los valores que desaparecen.

    ResponderEliminar