viernes, junio 20, 2014

Sobre la faena de Pepe Moral a un toro del Conde de la Maza en Sevilla

El sexto bis, segundo sobrero, era un cinqueño del Conde de la Maza, bajo pero con presencia. Quizás algo justo de fuerzas, se arrancó alegre a los caballos, aunque fue picado poco (y mal). Pepe Moral estuvo muy firme, aguantando las indefiniciones de la primera parte de la arrancada, pero cuando el toro metía la cara lo llevaba hasta el final y con la transmisión que dan los toros bravos. El animal se quería comer los engaños y el torero lo encelaba con gallardía. Una gran faena a la que le faltó algo de ligazón para ser de clamor, una estocada, algo trasera pero efectiva, puso las dos orejas en manos del torero. No se le puede poner un pero al mérito de este matador, que sin vestirse de luces en toda la temporada pasada, ha sido capaz de estar a la altura de las circunstancias de un toro bravo, que no es poco. Enhorabuena.

Ignacio Sánchez-Mejías (Aquí la crónica completa )


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada