viernes, mayo 20, 2016

Raúl Martí


La lidia de ese sexto transcurrió perfecta. César Fernández en la brega, ni un capotazo de más ni menos. Y un tercio de banderillas para enmarcar en la que Raúl Martí se reivindicó como digno heredero de la torería de planta con dos pares en los que se dejó ver muy en corto y clavó dejándose ver, despacio, con torería. Un tercio que completó El Sirio, Hazem Al-Masri, y que también se desmonteró en Las Ventas.
Andrés Verdeguer - "Cornadas para todos"
Foto: Andrew Moore

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada