lunes, mayo 23, 2016

Habla el dramaturgo Romeo Castellucci


“Me ha maravillado la corrida”, explica el dramaturgo. “He visto una ceremonia que ritualiza la muerte, que convierte al toro en un tótem y que en absoluto degrada al animal. Al contrario, la corrida es una eucaristía circular [el ruedo] donde el toro adquiere una presencia absoluta y donde se produce una dialéctica entre el erotismo y la muerte, con todos los matices litúrgicos y desde una celebración popular”. Semejantes conclusiones van a provocar que arrecien las críticas de los animalistas.
(...)
Considera que el animalismo “es un dogmatismo que diagnostica la neurosis y el histerismo de la sociedad actual, definida en dos extremos: la muerte industrial de los animales y su antropomorfismo”.

Aquí el artículo de El País - http://cultura.elpais.com/cultura/2016/05/22/actualidad/1463950813_464267.html?id_externo_rsoc=TW_CC -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada