martes, junio 28, 2016

Sobre la ética insoslayable del toreo

Navalón, con sus sombras y sus luces era un critico de verdad, pues ademas de juzgar y opinar, explicaba el sentido profundo de sus juicios. Eso quiere decir la palabra "critica". Sin embargo hay un sentido de sus criticas que no se expone en sus magníficos textos: ¿Cuál es la razón última para que el torero tenga que adelantar la pierna de salida o citar dando el medio pecho?. La razón no es otra que la ética. Es la ética insoslayable del torero, la que al ser consciente de la mortificación y sacrificio del toro, le obliga a exponer su propia integridad y hasta su vida. Es precisamente la ética el camino de la belleza. La verdad es belleza, aunque no siempre la belleza es verdad. En esa aparente paradoja se expresa la situación actual de la tauromaquia. La única defensa posible del la tauromaquia frente a los animalístas es precisamente la "ética" del toreo. La ética que guiaba a Rincón y Antoñete a cargar la suerte a toro arrancado. La ética de respetar al animal, hasta el punto de arriesgar la propia vida.
JUANSINTIERRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada