miércoles, junio 08, 2016

Fernando Sánchez

Pero qué decir de la impagable, chulesca, goyesca manera de Fernando Sánchez de andarle al toro. Qué decir de esa paradójica forma de ir al toro yéndose de él, con pasmosa parsimonia, para clavar después, a la media vuelta con la consiguiente dificultad para “ganarle la cara”. No fueron éstos, detalles formales, puramente estéticos. Esto era la obra de un torero sabedor de la historia de su profesión, dispuesto a contribuir a su continuidad y consciente de su propia responsabilidad. El par de Adalid fue heroico; el par de Fernando Sánchez creo que fue histórico.
Jean Palette Cazajus
Foto; Paloma Aguilar para Cultoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada