domingo, junio 12, 2016

Cagancho (1932)

Ved aquel poeta que ejerce con sus imperfecciones un atractivo superior al de las cosas acabadas (…). Sus obras no expresan nunca por completo lo que en realidad quería él expresar en ellas; parece que dan como un presentimiento de la visión, mas no la visión misma; pero en el alma de este poeta queda un vehemente deseo de alcanzar tal visión, y de este deseo mana una elocuencia tan grande como la que dan el hambre o cualquier violento apetito. Con él se eleva el que le escucha por encima de la obra y de todas las obras”...
Nietzsche (“La Gaya Ciencia”)
[En la foto: “CAGANCHO” en una tarde de 1932... ¡y que lo mejore quien pueda! - Foto de Marín]
Vía: Joaquín Albaicín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada