martes, enero 28, 2014

Sobre Jean-Luc Couturier, ganadero de Concha y Sierra y del "Cura" de Valverde


Nacido en 1948 en Orange, Juan-Luc comienza como panadero con apenas 18 años. Compra un pequeño negocio en Arles, y tiene entre sus primeros clientes a Alain Tardieu y su esposa Frédérique, ganaderos de bravo como su padre. Un día, Frédérique le pregunta a Jean-Luc qué hace con el pan que no vende, y éste responde que lo tira... Descubre entonces que los toros bravos criados en la masía de la Cour des Boeufs se relamen con él y, desde ese día, guarda todo para ellos. A causa de esto, lo invitan a visitar la ganadería y, cuando se encuentra frente a esta inmensidad de herbaje y de marisma, es presa del vértigo. Jamás ha visto una corrida, pero ya no se perderá una, asistiendo a todas  en las que participan los toros de sus amigos, que son también un poco suyos, ya que comen su pan.

[…] Más abajo, en la llanura bautizada por el mítico castillo, el gran pantano del que Jean-Luc también se hizo propietario comprando la Haute Cote, es semejante a la marisma que conoció Fernando de la Concha y Sierra, zona húmeda plantada por cañas salvajes que constituye un paraíso ecológico para las especies migratorias. En las orillas de las aguas quietas, ricas en carpas gigantes, las jóvenes generaciones de Concha y Sierra esperan enfrentarse a su destino, al amparo de malezas inextricables cuyos claros esponjosos rebosan una hierba tierna.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada