viernes, enero 17, 2014

Sobre Celsa Fontfrede ganadera de Concha y Sierra (1era parte)


Leo en el último volumen de Tierras Taurinas la sorprendente historia de la ganadería de Concha y Sierra , en la misma destaca la figura de Celsa Fontfrede quien tiene en sus manos la ganadería entre 1887 y 1929.
La historia empieza con la llegada de las "bicycle riders" a Sevilla:
“Todos los Parladé estaban locos -cuenta sin reparos Joaquín Vázquez Parladé, uno de los sobrinos-nietos de Fernando (ver opus 8) y tatarasobrinonieto del gran don Vicente José-: Andrés, el mayor, dilapidó su fortuna excavando las ruinas de Itálica. Fernando, el ganadero, lo hizo lanzándose a la conquista de todas las bailarinas, actrices, acróbatas o divas que en aquel entonces pasaban por Sevilla, y no eran pocas. En cuanto al más joven, Luis, fue un jugador compulsivo que apostaba como un poseso”. De hecho, cuando llegan a Sevilla las “bicycle riders”, Fernando Parladé se ha labrado, desde sus mocedades, una hermosa reputación de juerguista irrevocable, ya que, apenas salido de la pubertad, frecuentaba a las artistas de cascos ligeros que trabajaban en los cabarets, siguiendo el rastro de su “niñero”, quince años mayor que él, Fernando de Concha y Sierra. Después de una costosa cacería –las dos chavalas no eran tontas- los Fernandos pudieron inscribirlas, por fin, en su registro de piezas cobradas, aunque quizás fuera al revés.

Lo que parece cierto –o, al menos, así lo afirma Joaquín- es que la belleza exuberante de las “tandemistas” pudo más que los convencionalismos sociales, de manera que el resultado final superó las esperanzas de sus galanes: a pesar del escándalo, Fernando de la Concha y Sierra se casó con Celsa Fontfrede, mientras que Fernando Parladé le puso a Natalia Brambatti un piso burgués."
Tierras Taurinas vol. 24 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada