lunes, diciembre 02, 2013

Sobre Rafael Albaicín

En Bilbao es uno de los sitos donde más a gusto he toreadoA mí el toro grande no me ha dado miedo, lo que necesitaba es que fuera bravo. Como en Bilbao no importaba comprar casi una corrida de toros de campanillas para echarla en una novillada, salía siempre a la plaza a gusto, confiado. Si me llego a mantener en esa línea de Bilbao, habría sido una gran figura, pero no me llevaron bien”.
El toreo tiene que ser algo muy espiritual, sin forzar el cuerpo para nada, que casi el espíritu estuviera por encima de la materia. Por eso toreaba siempre como si mi cuerpo no existiera, con una gran languidez al mover las telas, con un gran sentimiento, como no dándole importancia a lo que estaba haciendo. Así conseguía esa estética que tanto llamaba la atención”.


Foto vía Joaquín Albaicín: RAFAEL “ALBAICÍN”, en una novillada celebrada en 1942 en Tolosa. Alternó con LUIS MIGUEL “DOMINGUÍN” y José Ortega “GALLITO CHICO”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada