domingo, septiembre 07, 2014

Sobre la corrida de Tomás Prieto de la Cal en Zalamea la Real



 Ayer salieron seis toros distintos, toros bravos, encastados, exigentes, bellos, que hace unos decenios hubieran encantado al respetable 
(...)
El quinto de vuelta al ruedo fue un toro noble, bravo, bien picado por Juan Antonio Carbonell y al que el torero le puso la muleta en las distancias y en los terrenos que exigía su condición. Es un toro que gusta a ganadero, torero y aficionado, El cuarto fue otro buen toro que tocó demasiado los engaños de ese gran torero que es Vilches y que a pesar de eso supo torearlo, y eso que estos toros son los que menos permiten los enganchones.
Via: Ambitotoros . Aquí la crónica : 
http://ambitotoros.blogspot.com.es/2014/09/zalamea-de-los-toros-antiguos-y-el.html?m=1


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada