martes, mayo 12, 2015

CORRIDA (O LO QUE SEA) DEL DOMINGO EN VALLADOLID (Santiago Hidalgo)


Por no faltar a la costumbre voy a mandar unas líneas sobre la corrida del domingo en Valladolid, pero solamente por no faltar a la costumbre, porque no hay nada que contar, por otra parte como siempre vienen los mismos toreros y el mismo ganado creo que basta con que me remita a alguna de mis líneas de años anteriores.
Creo que era Einstein el que para no perder tiempo seleccionando la ropa tenía 20 trajes iguales, cada día se cambiaba de traje pero era el mismo. Al parecer Manzanares ha decidido emular al científico, ahora no solo hace siempre misma faena, sino que lleva el mismo terno, algo así como negro y azabache, como el que usó Gallito cuando murió su madre y que está en el museo de Sevilla, creo, (¿o es en el de Ronda?). Ignoro si será de algún conocido diseñador italiano, en cualquier caso es el mismo con el que sale ahora en todas las fotos.
Castella no estuvo mal, aunque no consigo comprender como salió a hombros por la puerta grande, quiero decir, que no consigo recordar por qué se le dio una oreja en cada toro, sí tengo un vago recuerdo de una buena estocada al primero de su lote.
Morante hizo un paseíllo estupendo.
Por las mañanas cuando salgo a tomar el café tienen en la cafetería puesto el televisor y en él un programa de esos de la mañana, que observo presenta una chica muy guapa que tiene un lejano parecido con Mariló Montero. Mis compañeros insisten en que es ella, pero yo no lo creo, porque a mi me parece que no es posible que alguien sea más joven ahora que hace ocho años, ¿o sí es posible?. Digo esto porque los animales del Vellosino también tenían un lejano parecido con un toro de lidia, cuatro extremidades, una especie de cuernos y cierta nobleza. Pero realmente carecían presencia - de ánimo y de la otra – carecían de trapío, apenas se tenían en pié, los pitones no se si merecen ese nombre e inexplicablemente uno de ellos dio una voltereta a Manzanares. No se piense que por bravura, ni casta, ni por genio, ni nada de nada, simplemente este artista que también me recuerda vagamente a un torero, piensa que no hace falta mandar al toro que embista por donde tiene que embestir, que no hay que “mandar”, piensa que el toro viene con la lección aprendida del campo, así que como lo medio citó sin mandar, el toro se arrancó por derecho y lo atropelló sin remedio, esta claro que hasta una oveja te puede hacer pupa, por suerte no fue el caso y salió indemne, salvo las manchas en el terno, pero como he dicho que barrunto que tiene varios iguales, no creo que la cosa sea problemática.

Después de la corrida saludé a Juan del Álamo que estaba entre el público, me lo encontré en un bar cercano a la plaza, estaba con muchas ganas. para la del martes en las Ventas, a ver si le va bien, creo que es un buen torero hasta donde yo he visto. Por cierto que nos pusieron unos callos de órdago, lo mejor de la tarde junto con el paseíllo de Morante.

P.D: Destacar la buena entrada en el coso del Paseo Zorrilla y la cantidad de gente joven en los tendidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada