martes, noviembre 15, 2005

Alejandro

Alejandro es un aficionado de la grada del 6, fila 7, de la Plaza de las Ventas, igual que nosotros, pero las funciones que realiza en la plaza son innumerables, imposible de enumerar en esta bitácora, por lo que haré un breve esbozo.
Así, por ejemplo, antes de que suene el primer clarín de la tarde, habrá saludado a todos los abonados/amigos del tendido (José, Juan, Carlos, Oscar, etc); habrá indicado a algún despistado cual es el sitio que le corresponde, e incluso le indicará el modo de sentarse, al objeto de acoplar correctamente espaldas y piernas; habrá ordenado a alguien del tendido a que ayude a alguna señora a subir por los complicados escalones, "¿pero no pueden ayudar a esa señora?"; si alguna pareja no tiene entradas correlativas, el se encargará de hacer los ajustes pertinentes para que estén juntos; incluso a algún retrasado le amolestará"¡qué a los toros no se puede llegar tarde!".
La labor informativa es una de sus principales funciones, y la información cubre los mas amplios campos, ¡que hay un pequeño revuelo en los bajos del cuatro!, pues él informa, "nada, que a un señor le ha dado una lipotimia", y así, "¡habeís visto a la acomodadora del 5!, "la espada está pelín caida y tendida", "hoy preside el de la pajarita", "en el reconocimiento han rechazado tres toros", "desde que el chaval se ha casado ha perdido el sitio"....etc....etc.
Pero su principal labor es la de director de lidia, función que antes ejercía el matador de más antiguedad. Así dará las correspondientes instrucciones al picador, "¡pero levanta la vara hombre!, "¡que hay que presentar el pecho del caballo!, "¡pero muévete!", y por supuesto les abroncará, "¡es que no tienes ni idea!", ¡no hombre no!, ¡sinverguenza"...etc ..etc.
En el tercio de banderillas está especialmente atento al sitio que ocupa cada peón, ya que una mala colocación puede implicar un peligro, así le oiremos decir "¡ en tu sitio, en tu sitio !", sin descuidar nunca la pureza de la suerte, "¡pero cuadra en la cara!",....
Logicamente, esta labor toma especial relevancia en el tercio de muleta, donde dirige, "¡cruzate, cruzate"!,"¡sal al tercio"!, ¡la izquierda, hombre la izquierda!...; denuncia "¡ese piiiico!", "¡así no, así no!", e incluso ordenará, no solo al torero , sino incluso al toro, "¡vamos embiste!". Aquí debo reconocer, que, degraciadamente, los toreros no le hacen mucho caso, y seguro que por ello han perdido más de un cortijo.
Para no alargarme, destacaré otra de sus multiples tareas, que es la docente. Esta la ejerce a todos los niveles, pero es destacable la que ejerce sobre los neófitos, en dos horitas reciben, por el mismo precio de la entrada, un intensivo curso en donde se les explicarán los fundamentos básicos de la lidia...ah! y si hace falta lo hace en inglés, que yo lo he visto.

7 comentarios:

  1. perfecta descripción del aficionado Alejandro, te falto decir que no es un "isidro", tanto le puedes ver en una corrida de domingo de agosto con 1000 espectadores como en una novillada en otoño con 600. o también en la cubierta o en ...
    eso sí donde no se le ve nunca es en una corrida de rejones.

    un saludo para Alejandro y otro para Carlos (otro buen aficionado de la fila 7 grada del 6)por los años y años de abonados y por supuesto de infatigable afición a la fiesta nacional.

    ResponderEliminar
  2. Me parece bien documentar lo más destacado de nuestro entorno en la grada con tan elogioso comentario y proclamo que Alejandro ya merecería, por todo lo expuesto anteriormente por Domingo como mínimo, un lugar mejor en la plaza. Aprovecho d nuevo que está elbibio para recordaros la posibilidad de movernos en el futuro. Alejandro, a por ellos.

    ResponderEliminar
  3. Mientras el titular(es decir tu) quiera, yo me quedo en los pupitres del seis, si consigues abonos mas caros y hay q colaborar se colabora, pero moverse pa' na.

    Pdta: El artículo es de Javi.

    ResponderEliminar
  4. hagamos un debate sobre el posible cambio y estudiemos la posibilidad de mantener además los abonos de la grada del 6.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego que sois unos integristas de cuidado, pero me alegra saber que valoramos la sencillez de las cosas y la fiesta en sí y nadie se ha convertido en un florero con traje, de hecho casi ninguno asiste de esta guisa a la grada. Gracias por la puntualización de que el artículo es de Javi. Siendo tú el más prolífico prosista del blog, me despisté.

    ResponderEliminar
  6. Por alusiones: Yo creía que pasaba desapercibida mi labor en la plaza, pero como veo que se nota y se aprecia, intentaré convencer a Choperita para que me ponga en plantilla. Gracias Javi por la cariñosa glosa que me dedicas. Sólo añadiría que esa labor didáctica la hago encantado y en memoria de quien anteriormente la hizo por mí. Ah! y si hace falta también en francés.

    ResponderEliminar
  7. Y por senas si hace falta que mi padre es el mejor...Nunca he pasado esos momentos con mi padre y este corto articulo me ha permitido imaginar exactamente como pasa las tardes de toros...tan lejos de mi. Gracias.

    ResponderEliminar