jueves, noviembre 03, 2016

Sobre el rostro de los toreros

"Son gente (los toreros) que se han integrado en el privilegiado Olimpo de la mitología popular o que han permanecido en el anonimato más respetable. No importa. Todos tienen esa impronta especial de quienes forman parte de un paisaje humano antes de la batalla, en el que la concentración, la seriedad del rictus no es una pose, es una exigencia. Los músculos faciales sólo se relajan cuando la lidia ha concluido y ni siquiera así (...), son rostros que describen también una forma de entender la vida (...) la mejor representación del cansancio y la dignidad de quienes hace tiempo comprendieron que su mundo y su vida, su patria y sus sueños se hacen realidad en los diez o quince minutos eternos en los que se enfrentan al toro".
Ángel Sánchez Harguindey,
Vía: Antonio Pineda

Foto: Pablo Cobos Terán para el último número de Cuadernos deTauromaquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada