miércoles, noviembre 23, 2016

Manolete. La culminación de un sueño (I) De Guerrita a Manolete (1ª parte) (José Morente)

Manolete no tergiversa los cánones clásicos porque (al contrario que Domingo Ortega su principal impugnador), Manolete es torero de la más pura línea clásica del toreo. Tampoco puede traicionar el canon belmontista porque el toreo de Belmonte (campero y personal) le es radicalmente ajeno a su concepto del toreo. Son toreros de cuerdas muy diferentes.
Manolete está en la línea torera de LagartijoGuerrita, Joselito y Chicuelo que es la cuerda del toreo de línea natural (aquella en la que el torero al torear respeta el viaje natural del toro, toreando al hilo, sin quebrarlo defensivamente). Un toreo practicado por toreros de escuela, hijos de toreros o formados al amparo de un maestro.
Es un toreo muy diferente al toreo de línea cambiada practicado por los toreros cuyo aprendizaje se ha efectuado en el campo, en las capeas o en las marismas, tales como el Espartero, Belmonte, Domingo Ortega o Paco Ojeda.
Mientras los primeros (Lagartijo, Guerrita, Joselito, Chicuelo, Manolete) practican el toreo natural, de reunión, en redondo, cargando la suerte con los brazos; los segundos (El Espartero, Belmonte, Domingo Ortega), gustan de practicar el toreo cambiado, de expulsión, en ochos, cargando la suerte sobre las piernas.
Son dos modos de torear radicalmente diferentes. No tienen nada que ver uno con el otro. Lo que vale en uno de ellos, no vale en el contrario. Entender esto es clave para poder entender la historia del toreo.




1 comentario: