martes, febrero 24, 2015

Un mirón


Soy aficionado al planeta de los toros, aficionado a secas, no un aficionado práctico pues nunca me puse delante de uno. Por lo tanto, soy lo que los franceses llaman voyeur, un mirón, dicho en el lenguaje con el que se escribió el Siglo de Oro.
Y como mirón que soy, sé a ciencia cierta que no puede darse goce en contemplar artes estáticas, pintura, escultura, fotografía, ya que impiden el disfrute, pues el mirón no espía tanto el objeto como el movimiento del mismo. Por eso me gustan los toros y por eso me gusta tanto leer novelas donde el escritor muestra aquello que nadie puede ver y te invita a echar un vistazo por el ojo de la cerradura.

Montero Glez - "Manoleteras Escritas" , publicado en El Monosabio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada