martes, febrero 10, 2015

La contabilidad B asesina el toreo

(...)eso exactamente es lo que sucede en el toreo que vive su propia burbuja. Una economía sumergida en un alto porcentaje, y en la que está acreditado, que en el circuito de plazas de segunda, tercera y cuarta, es habitual que los pagos se realicen sin ser declarados a la Agencia Tributaria. No se declaran los rendimientos y no se tributa por ellos, no se contribuye como debiera por el toreo a la sociedad.
El sistema taurino parece ideado por los mismos que han destrozado la economía de nuestro país. Un entramado de personajes que sacan tajada de esta contabilidad B, donde lo rentable es darle mordidas a los toreros -pobres novilleros-, darles "pellizcos” a los sueldos de picadores, banderilleros y mozos. Un sistema que lo que hace es repartir miseria, destrozar el tejido laboral y empresarial del sector taurino y abocarlo a su desaparición. Porque si los toreros no pueden vivir dignamente y ejercer una profesión tan arriesgada sin obtener una compensación económica, olvidémonos de un espectáculo puro y autentico.
Nos encontramos con una parte de profesionales taurinos, los tuneleros, que viven prácticamente en la clandestinidad, como defraudadores, pervirtiendo la esencia de este rito y los valores que le han convertido en la expresión artística que nos apasiona. Aprovechándose del sistema y sin contribuir a su mantenimiento.
Por eso mismo, estoy convencido de que la viabilidad y el futuro del toreo pasan porque las cuentas estén claras y desaparezca la contabilidad en B, pasa porque todos los intervinientes en un festejo taurino declaren los rendimientos obtenidos, fijados legalmente y se tribute por ellos, porque eso es competencia leal. Porque es la misma solución que entiendo para mi país.

Antonio José Martínez " La contabilidad B asesina el toreo" , publicado en Cultoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada