martes, noviembre 25, 2014

Casta Navarra


La casta Navarra nace gracias a numerosos labradores que mandan sus toros más bravíos para las Fiestas. Cuando en 1592 Pamplona organiza una corrida de veinticuatro toros en honor al rey Felipe II, se le encarga a un veedor que peine las Bardenas para que traiga los mejores animales que encuentre en ellas. Un semental por aquí, otro toro viejo por allá, todos poseen en común los caracteres de esta raza autóctona nacida de la relativa domesticación de algunos Betizus del siglo V. Sin embargo, en 1635, aparece en Corella el primer ganadero relevante.


[…] En las reseñas, encontramos perlas como ésta: “menudos manojillos de nervios, encendidos de pelo y sangre, guindillas rojas de la ribera del Ebro”. Mazzantini señalaba que eran “avispas”, mientras que cierto crítico escribió que “sin llegarle a la cintura, le llegan al cuello”. 

Tierras Taurinas. Opus 29 , Viaje al Norte 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada