miércoles, diciembre 07, 2016

Sevilla. Sin toro nada tiene importancia (UTAA- SEVILLA)


En los espectáculos taurinos que ofrece la empresa Pagés en la plaza de toros de Sevilla desde hace bastantes temporadas falla el elemento principal de la Fiesta que es el toro.
Por imposición de las “figuras” y con el consentimiento pleno de la empresa Pagés en la mayoría de los festejos se lidia un animal descastado y sin apenas fuerza carente de emoción.
El juego que ofrece el toro es previsible en toda la lidia, monótono, ramplón, aburrido, parado, incapaz de aguantar con una mínima seriedad los dos puyazos reglamentarios.
Una temporada tras otra y sobre todo en el fin de semana de prefería y semana de farolillos cuando actúan las “figuras”, se repiten estos hierros del medio toro predominando el encaste domecq.
No es casualidad que de forma dolorosamente progresiva los tendidos se despoblen de abonados dando paso a un público ocasional que impone criterios escasos de exigencia para mantener un mínimo rigor por mantener la categoría de la plaza.
Un triunfo en Sevilla ya no es como antaño que daba contratos a los toreros. Ahora es una gloria efímera que se apaga pronto.
La empresa, sus allegados y acólitos en los medios de comunicación taurinos achacan la pérdida de abonados a causas, que aún influyentes, no son las principales. El problema de Sevilla es que el abonado harto, una tarde tras otra de tragarse corridas sin emoción, sin riesgo aparente, aburridas, de precios de entradas más altos de España, de adelantar dinero a muchos meses vista sin ventaja alguna, etc. prefiere quedarse en casa y volver la espalda a la plaza.
Aún a sabiendas que la empresa Pagés no hará ningún caso a propuestas de abonados, pues nunca quiso dialogar ni sentarse con los aficionados para escucharnos, desde esta tribuna y con la mejor y sincera intención queremos decirle que Sevilla tiene que abrirse a presentar carteles con diversidad de encastes, con animales encastados que ofrezcan emoción y fuerza que permitan recuperar la suerte de varas y una lidia integra en los tres tercios.
Como abonados y clientes de un producto que en las últimas temporadas nos decepciona más que nos divierte decimos a la empresa Pagés que mientras no muestren signos evidentes de recuperación no vuelvan a Sevilla las siguientes ganaderías en la temporada 2017.
LAS RAMBLAS. EL PILAR. JANDILLA. JUAN PEDRO. PARLADÉ. VICTORIANO DEL RIO. CUVILLO. DANIEL RUÍZ. TORNAY. GARCIGRANDE
Por el contrario existen otros hierros que en mayor o menor medida son de más garantía para ofrecer ese espectáculo que prefiere el aficionado. Así ofrecemos esta relación a elegir por la empresa para el abono de 2017.
MIURA. VICTORINO. ADOLFO MARTÍN. CUADRI. TORREALTA. FUENTE YMBRO. TORRESTRELA. CEBADA GAGO. DOLORES AGUIRRE. JOSÉ ESCOLAR. CONDE LA MAZA. ANA ROMERO. BAÑUELOS. VALDEFRESNO. PEDRAZA DE YELTES 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada