miércoles, marzo 09, 2016

Trapío

El peso no es marcador de trapío. Estamos hartos de que se achaque al aficionado torista una pretendida demanda de kilos sin sentido, para lo que los ganaderos tendrían que cebar y acochinar en exceso los toros. Y estamos, igualmente cansados, de ver reses anovilladas en corridas formales con más de 550 kilos, e incluso con más de 600. Por el contrario, se han lidiado reses, en las plazas más toristas, como Madrid, con los 500 kilos justos y aun con menos, que merecieron el aplauso y la admiración del concurso
Rafael Cabrera
Foto: "Isleño" un Tulio lidiado en Madrid en agosto del 2003 con 464 kg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada