martes, febrero 25, 2014

Una de Piratas (Gloria Cantero)


UNA DE PIRATAS.

La fascinación por esos corsarios que tenían "un terrible bergantín con diez cañones por banda y medio plano de un botín", me ha acompañado desde mi ya muy lejana infancia. Desconozco si era consecuencia fascinante a resultas por la veneración de aquellos personajes que manejaban códigos honorables, o quizás porque representaban una idea de libertad tan romántica como distinguida.
Y, aunque sus sanguinarios aspectos pudieran llevar a engaño, llegué a fantasear con el mismísimo Barba Negra o el mítico Capitán Kidd.

Más los tiempos avanzan, cambian los conceptos, se hacen llamar "hackers" y lo que es más alarmante, evolucionan los PROPÓSITOS y aquí ya nadie identifica ni siquiera el color del parche del filibustero, más que nada porque parecen haber canjeado las tibias y la calavera por el hacha que golpea en seco toda opinión contraria que pueda acarrear conflicto con sus ganancias, réditos o provechos altamente provechosos.

Y es en este momento, cuando aquella seducción se torna en desengaño...

Si la denuncia, la independencia, la honestidad, la defensa vehemente enfundada en pasión y admiración por la Fiesta de los Toros, supone en muchos casos pasar por una frágil quilla.

Si aún existen "lobos de mar" curtidos en mil batallas, valerosos y serenos que, en las malas y en las buenas, están acostumbrados a bregar desde primera línea de proa con las bravas tormentas que arrecian de babor a estribor, mientras otros se ahogan en un vaso de agua turbia.

Si en un mar negro, bravo y cabrón, aún podemos aprender, emocionarnos, compartir sueños, anhelos y aspiraciones...

Rindo pues ,de nuevo pleitesia, a Uds. mis queridos y muy venerables bloguers  por mil y una razones; pero principalmente porque incluso cuando por estribor azotan las tempestades más temidas, hostigadas por enemigos que enfundan la misma espada y el mismo parche, pero que no son más que zoquetes corsarios dispuestos a apuñalarte por la espalda en el primer abordaje a cambio de medio vellón, seguís manteniendo el barco a flote, a golpe de VALOR E INTEGRIDAD.
Que nadie pues, ose tocarme a "los míos"  y no es una amenaza, más bien un consejo de bucanera frustrada.


Pd: Todo mi apoyo a los amigos de "El Chofre" que han vuelto a ser visitados por tan odiosos bárbaros.

PD: ¡Aficionados, a defenderse! ¡Viva Chofre!

Imagen: Howrd Pyle

5 comentarios:

  1. !!!!gracias por vuestro apoyo y solidaridad¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Te muestro todo mi apoyo, Gloria. Y como bien dice el posdata: ¡viva El Chofre!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pureza y emoción. Desde luego, si piensan los deslenguados desalmados y corruptos que van a acallar las voces de quienes aman la fiesta de los toros y luchan por su verdad de una forma desinteresada y cabal, van dados!, de bruces y contra las tablas!. Un abrazo!.

    ResponderEliminar
  4. No hay de que. Así se habla, y que sepan que esta es nuestra actitud como aficionados al apasionante mundo de la Taurimaquia. Tenemos que defender nuestra Fiesta, porque desgraciadamente los profesionales íntegros son pocos, y abundan los que para llenarse los bolsillos actúan con una irresponsabilidad que puede costar la grandeza del toreo.


    Un abrazo,

    David Zamora

    ResponderEliminar
  5. Para los amigos del CHOFRE mi apoyo total, y mi solidaridad, aùnque no entiendo bien lo que pasó
    Un abrazo fuerte TONI, y todos los amigos de la tartanilla

    ResponderEliminar