martes, diciembre 30, 2014

El nuevo número de Tierras Taurinas, " Raza de Castilla", ya a la venta

En los rasos de Portillo se encuentran los últimos descendientes de la Raza de Castilla que, durante toda la Edad Media y hasta principios del siglo XIX, conoció una etapa de esplendor. Los antepasados de aquellos toros aparecen en el capitel de Toro del siglo XIII y en el alfarje del claustro de Santo Domingo de Silos del XIV.

También dejaron rastro en los archivos de Zamora y en los de la Corte, cuando ésta se instaló en Valladolid. Un emperador los alanceó, inspiraron todos los festejos populares que todavía apasionan en los pueblos de Castilla y fueron el terror de los toreros decimonónicos.

En los rasos de Portillo, sus últimos descendientes, aun estando muy cruzados, simbolizan la parte visible de un continente desaparecido. El más famoso, y el último cuyo nombre recordamos, se llamaba Barbero. Se crío en Peñaranda, mató a Pepe-Hillo en Madrid y, por eso, fue, a la larga, el verdugo de su propia raza. ( Sigue...)


Aquí se puede ojear el nuevo número.

Monasterio de Santo Domingo de Silos S.XIV


 Capitel de la Colegiata de Toro, S. XIII
¡Un lujo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada