lunes, febrero 05, 2007

Lupe, el Sino de Manolete


Rosa nos cuenta que proximamente Carmen Esteban presentarà su libro "Lupe, el Sino de Manolete". Ya saben lo que hay que leer este mes de febrero.

Nota añadida: Noelia tambièn recoge la noticia.

13 comentarios:

  1. Qué sueño, amigos, zzzzz.

    ResponderEliminar
  2. ¡Por favor seamos serios!

    ResponderEliminar
  3. ¿Que quieres decir, maja, al recomendarnos que seamos serios?

    ResponderEliminar
  4. Esta lo que puede estar es celosa, con un ataque de cuernos importante y una enviadia, querida Carmen, que no se tiene de pies la pobrecita. Suerte, el libro va a funcionar, seguro, así que tranquila por todo lo demás, mi hermana.

    ResponderEliminar
  5. Oiga usted, Robustiana, haga el favor de no descalificar el trabajo de nadie antes de conocerlo. CATETA.

    ResponderEliminar
  6. ¡Con dos cojones Carmen!.¡Pa'lante como los toreros buenos!

    ResponderEliminar
  7. Esta, como Jalisco, no se raja. Estoy segura que el libro es una gran obra. Suerte, Carmen

    ResponderEliminar
  8. ¡Carmen, gracias por ese libro que nos va a hacer disfrutar y enhorabuena por tu afición y tu coraje!...si Robustiana, vale?

    ResponderEliminar
  9. Amigos: pero vamos a ver, de dónde ha salido este chuflón de la Rebustiana.... callese, porque es que usted no sabe de lo que está hablando tonta del haba.

    ResponderEliminar
  10. Carmen, no te comas la cabeza, la Robustiana puede ser la querida del marqués de la coleta y estar que trina la cotralona. Ya tengo el libro y es una joya, solo piensa en eso. En la andanada del 9 se te quiere, se feliz, te lo mereces y enhorabuena por escribir como escribes.

    ResponderEliminar
  11. Desde por aquí abajo también te deseo que tu libro se venda mucho, siempre es mejor que lo relacionado con el toro lo cuenten aficionados, entre otras razones porque a estas alturas qué vamos a esperar de quien no lo sea, así que aunque no te conozco como me consta tu enorme afición, te deseo lo mejor. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hombre el Bibio!...se te echa de menos. Un abrazo.

    ResponderEliminar