sábado, abril 24, 2021

El Sueño de una Noche de Verano por J. Porcar

 

En el mes de agosto del 2015 saltaba la noticia a la palestra; el exdiputado de Asuntos Taurinos de La Diputación Provincial de Valencia Isidro Prieto compra parte de las vacadas de las ganaderías de Hros. Del. Excmo. Sr. Conde de la Corte y Dña. María Olea Villanueva, representadas por aquel entonces por Luis Guillermo López Olea, desde la finca “Los Bolsicos” situada en el término municipal de Jerez de los Caballeros (Badajoz) hasta la finca “Los Almudes” situada en el término municipal de Dos Aguas (Valencia), viajaron unos cien animales, vacas con sus rastas y sementales, el revuelo fue tremendo, haciéndose eco de la noticia todos los grandes rotativos taurinos. 

 



Hay que recordar que estas ganaderías son emblemáticas de nuestra cabaña brava, que es la sangre matriz del denominado toro moderno, han tenido siempre un gran protagonismo en las distintas ferias más importantes de España y Francia, si bien, es cierto, que por desgracia de un tiempo hacia aquí se ha ido olvidando. Sobre el año 2018 la representación de la vacada “condesa” cambia de manos, haciéndose con las riendas de las ganaderías Agustín López Olea y más directamente su hijo Guillermo, los cuales se pusieron en contacto con Isidro y volvieron hacia “Los Bolsicos” unas treinta vacas, siendo en la actualidad unas veinte vacas y dos sementales los que pastan en “Los Almudes”. 

 



 El poder realizar este reportaje fue por la invitación que recibí para poder ver un tentadero en “Los Almudes”, por parte del aficionado practico Sergio Romero “El Meliquero”, el cual tento dos animales, ayudado por otro aficionado practico Maraya y los hijos de Isidro. Terminado el tentadero tuve la oportunidad de hablar con Isidro padre e hijo los cuales me contaron los devenires ganaderos. El motivo fundamental de hacerse con parte de la vacada “condesa” fue que por aquel entonces, las vacas y algún semental acabasen en el matadero, ya que las cosas en esta ganadería pintaban muy mal y ellos debido a una afición desmedida, no dejaron de desaprovechar la oportunidad que se les presento, ya que poseen una finca la cual es suficientemente grande como para albergar la cantidad de vacas que adquirieron, evidentemente tuvieron que acondicionar la finca antes de que llegase en ganado, pues la finca se dedica principalmente a la caza. 

 



 Tras aclimatarse el ganado, lo cual duro unos meses, fueron retentando y tentando vacas, el que más hizo esta labor fue el torero valenciano Román Collado, haciendo algún tentadero el también torero valenciano Jesús Chofer y algún aficionado práctico amigo de la familia, como de hecho fue el tentadero al que fui invitado. Al ir realizando los distintos tentaderos, comprobaron el fondo de bravura que tiene esta ganadería, realizando en el caballo unas emocionantes peleas y en la muleta se les pudo realizar unas faenas, en las cuales las vacas, en su mayoría, no demostraron estar “curradas”, mostrándose con poder, nobleza y esa transmisión, que en muchas ocasiones se echa en falta cuando uno está sentado en el tendido de una plaza, ósea, ser nobles sin estar tontas. 

 


Otro hecho que comprobaron, de primerísima mano, es lo duro que puede llegar a ser el atender una vacada, no solo el dar de comer todos los días o el realizar los distintos saneamientos, sino lo que es el campo y la dureza de la naturaleza en sí. Como ya he dicho la finca está dedicada a la caza y en esta se realizan monterías, pues hay cabras montesas, los cuales cuando llega la época del apareamiento miden sus fuerzas, para saber cuál es el macho dominante y trasmitir sus genes a su aren, pues bien, uno de estos machos, tras perder en la batalla, se refugió en uno de los cercados con las vacas, este comía y pastaba a la vera de estas, un buen día, o mejor dicho malo, cuando el macho perdedor fue cogiendo fuerzas, tras la derrota, la emprendió a cabezazos con las vacas, como si quisiese demostrar quién es el que manda, por desgracia mato ocho vacas, llegando a partir los cuernos a una de ellas, evidentemente el problema lo solucionaron al eliminar al intruso; suceso este que no lo olvidaran nunca.



 El próximo mes de agosto, hará seis años de la llegada del ganado a la finca, tiempo este en el cual han disfrutado de tener una de las sangres más emblemática de la cabaña brava y al mismo tiempo el comprobar lo duro que es la crianza del toro bravo, llegando a la conclusión, que llegaran hasta donde puedan y que disfrutaran en familia de esta bonita afición que el destino les ha puesto en sus manos, eso sí, pensando con la cabeza todas las decisiones que se tengan que tomar y que ojala la ganadería del Conde de la Corte recupere el sitio en nuestra querida Fiesta Nacional, que nunca debió de perder, sintiéndose orgullosos de haber contribuido en la medida de sus posibilidades a que esta ganadería tan mítica perdure en el tiempo.










 

domingo, marzo 21, 2021

Ganaderías perdidas y en stand-by por J. Porcar

 


El pasado 17 y 18 de diciembre salieron de los puertos de Cartagena y Tarragona, sendos buques cargados con más de 2000 reses en dirección a El Líbano, para supuestamente su consumo. Por diversos problemas, entre los cuales se ha dicho que estas reses tenían la lengua azul, no se han podido desembarcar y han sido muchas las semanas, incluso meses, las que han estado vagando por el mediterráneo, desconozco que ha pasado con estas; lo cierto es que cuando las denominadas asociaciones “animalistas” o de “bienestar animal” como; Igualdad Animal, Animal Welfare o Eurogrup for Animales se enteraron, pusieron a funcionar su maquinaria para denunciar tal hecho, ya que decían que las reses estaban en mal estado, apuntando que las que se encontraban mal o fallecidas las tiraban por la borda, haciéndose eco de la noticia los grandes rotativos a nivel mundial, me parece fatal el calvario que supuestamente han pasado o están pasando estas reses y me parece bien que las asociaciones “animalistas” lo denuncien, exigiendo a los distintos gobiernos que tomasen cartas en el asunto, para solucionar el problema. Lo que no me parece bien, es que ganaderías de reses bravas, que por diversos problemas, entre los cuales está el sanitario, han tenido que sacrificarlas enteras, estas mismas asociaciones no han dicho ni “pio” y evidentemente, los grandes rotativos no eco de la desaparición de ganaderías enteras, no solo perdiéndose las vacadas propiamente dichas, sino que se han perdido unas reses con un valor genético incalculable he irrecuperable, y que decir de todas aquellas reses, que debido a esta terrible pandemia, que estamos padeciendo, han tenido que sacrificarse en la oscuridad de los mataderos. 

 


Por eso he querido hacer este articulo y poner fotografías de unas cuantas ganaderías las cuales han desaparecido y de otras que están en peligro de desaparición o en satnd-by, mostrando la belleza de estos animales, los cuales, creo que son unos de los animales más bonitos de la creación. He puesto dos fotografías de cada ganadería aludida, evidentemente hay más, creyendo que están son las más representativas y que he tenido la fortuna, en un pasado de poder fotografiarlas antes de su desaparición o de quedar en mínimos, la lista de las ganaderías que forman parte de las fotografiadas en este reportaje y que han desaparecido es la siguiente: Sánchez-Cobaleda, Alonso Moreno, Conde de La Maza, El Serrano, Juan José González, Antonio Pérez, Caridad Cobaleda y Justo Nieto y la lista de las ganaderías que están en stand-by que forman parte de este reportaje son estas: Herederos de José María Escobar, María del Carmen Camacho, Marqués de Domecq, Martelilla y Herederos de Miguel Zaballos, respecto a estas ganaderías me une una bonita amistad con algún que otro ganadero y mayoral, por lo que se de primera mano por el calvario que han pasado y lo que están luchando, al igual que las que han desaparecido, por poner un par de casos, la ganadería de Herederos de José María Escobar, cuyo encaste es graciliano, su representante Mauricio Soler Escobar, tras no poder continuar con lo que es la ganadería de bravo propiamente dicha, decidió quedarse solamente con las vacas, echándolas al limosín, y poder defender mejor las crías de estas, en la actualidad son unas cincuentas vacas las que tiene, estando a la espera de un supuesto comprador, el cual pudiese retomar la ganadería, diciéndome, que le ayudaría en todo lo que estuviese en su mano, para que la ganadería no se perdiese ya que la sangre que corre por sus venas es bravísima. 

 



Otro ejemplo es el de la ganadería de Herederos de Miguel Zaballos, su representante y nieto del fundador de la ganadería es Miguel Hernández Zaballos, con el cual me une una bonita amistad, el encaste de esta ganadería es el de saltillo, como así lo atestiguo un estudio genético realizado por la Unión de Criadores de toros de Lidia, pues bien, después de muchos años de luchar por intentar mantener un legado familiar y genético, se ha visto obligado a reducir la vacada a unas veinticinco vacas y un par de machos, de esta forma seguirán disfrutando de la ganadería en familia, teniendo claro el ganadero, que los principales antitaurinos están dentro de la misma Tauromaquia actual, afirmación que comparto al cien por cien, pues solo hace falta echar un vistazo a los carteles que han hecho públicos la empresa que se encarga de gestionar la Real Maestranza de Sevilla, anunciando catorce ganadería entre las cuales dos repiten, como si no hubiese más ganaderías en España y se hubiesen visto obligados a repetirlas. A si es que entre antitaurinos, políticos y el actual sistema de la Tauromaquia, el futuro tras esta terrible pandemia pinta mal, aunque bien es cierto que hay ganaderos que no desistirán en el empeño de seguir haciendo lo que mas les gusta en esta vida, como de hecho así lo están demostrando luchando lo indecible, como lo están haciendo la Unión del Ganaderos del Levante, los cuales se han querellado contra Mireia Molla, la cual preside la Conselleria de Agricultura de la Generalidad Valenciana y esta ha excluido de modo deliberado de las ayudad covid a los ganaderos de la Comunidad Valenciana. Esperando que este reportaje, sirva mínimamente para algo y que algunos de los responsables del mal que están haciendo se sonrojen, entrándoles vergüenza ajena.