sábado, enero 20, 2007

Javier Valverde



Un torero al que espero.

10 comentarios:

  1. Todavía está a tiempo. Ojalá que saque la calidad que lleva dentro y nos devuelva la esperanza que depositamos en él al principio.

    ResponderEliminar
  2. Claro que hay que seguir esperandolo.Estoy seguro que mas pronto o mas tarde Javier tiene que romper, y entrar en todas las ferias importantes. Para mi ya ha hecho meritos suficientes para haber estado la temporada pasada en las ferias mas importantes, tanto de España como de Francia, o es que nadie se acuerda ya de Sevilla o de Madrid. ¡Animo Javier que esto tiene que explotar por alguna parte!

    ResponderEliminar
  3. todavía me acuerdo de novillero en madrid con una de la Quinta. Leopoldo Casasola, Valverde y ... no me acuerdo del tercero.

    Estuvo echo un tío y abrió la puerta grande con merecimiento.
    A ver si tiene suerte.

    ResponderEliminar
  4. Pués a mi me sigue parenciendo un torero basto, que torea fuera de cacho y luego se pega el arrimón cuando el toro ya está muerto. La última tarde que estuvo en S.Isidro hasta le pego un espadazo al toro en los cuernos para que embistiera cuando había dejado que su picador lo masacrara en varas y él no se cruzo nunca.

    ResponderEliminar
  5. Manucruz, voy a esperarlo pero sin pasarse, vale, tú puedes esperarlo hasta cuando quieras...Rubén tienes razón...pero voy a seguir un poco más. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Rubén me alegra verte por aquí. Es verdad, este San Isidro no fue el suyo; pero debemos seguir esperando.

    ResponderEliminar
  7. Lleva entrando en todas la ferias importantes desde que tomo la alternativa, de novillero visito Madrid en unas cuantas ocasiones.
    Ahora bien si lo que quereis es que entre con los toros que los taurinos llaman de " garantia ", podeis seguir esperandole.

    ResponderEliminar
  8. No amigo Rubén, no va por ahí la "película", insisto, tienes mucha razón, pero voy a seguir esperándole con el TORO, a ver si acaso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La oreja que cortó a un miura el año pasado en Sevilla a cambio de una cornada debe servirle para que este año le den mejor trato, ya veremos.

    ResponderEliminar